Tinnitus

TERAPIA DE ABORDAJE INTEGRAL DE TINNITUS

El tinnitus o acúfeno es un síntoma auditivo percibido como un zumbido, ruido o pitito en uno o ambos oídos y se puede presentar de manera continua o pulsátil. A nivel mundial se estima que entre el 10-15% de la población percibe tinnitus en algún momento de su vida, en los cuales del 3-5% de estas personas genera un impacto en su calidad de vida, llevándolos a consultar con profesionales de la salud auditiva. Quienes experimentan tinnitus de manera crónica pueden tener problemas atencionales y/o trastornos del sueño, además de poseer una mayor prevalencia a comorbilidades.

A pesar de ser un síntoma audiológico su origen es desconocido, pudiendo estar asociado a una actividad cerebral aumentada, generada por una pérdida auditiva de base. Sin embargo, como lo indica la literatura, también puede existir la presencia de un cuadro de estrés agudo, un cuadro angustioso y/o depresivo que estén afectando el funcionamiento de áreas del sistema límbico, que en conjunto con áreas prefrontales entregan respuestas desadaptativas al aumento de la actividad señalada. Por esta razón, el abordaje terapéutico requiere de un equipo interdisciplinario especializado en la exploración del síntoma y comorbilidades asociadas a éste, siendo el énfasis en los lineamientos terapéuticos el reentrenamiento de las áreas cerebrales que alteran su funcionamiento con la aparición del tinnitus como síntoma.

Terapia de Abordaje Integral de Tinnitus (TAIT)

Es un modelo terapéutico personalizado para los usuarios que padecen tinnitus, integrado por profesionales de Psicología, Tecnología Médica ORL, Fonoaudiología y Terapia Ocupacional. Este equipo interdisciplinario dirige sus herramientas de trabajo con la finalidad de mejorar la calidad de vida de las personas.

Requisitos:

  • El médico ORL es el profesional capacitado en diagnóstico y tratamiento de las alteraciones auditivas. Por lo tanto, se solicita a las personas que deseen formar parte de TAIT asistir previamente a una consulta otorrinolaringológica.
  • Se solicita una evaluación auditiva a través de: Audiometría, Impedanciometría y Potenciales Auditivos Evocados de Tronco Cerebral con medición de amplitudes de ondas I y V (BERA).

Batería de Evaluación Auditiva

Las siguientes evaluaciones permiten estudiar funcionamiento de diferentes procesos de conducción, mecánico y neuronal, del sistema auditivo. Su realización permite:

  • Objetivo Evaluativo: Pesquisa alteraciones auditivas.
  • Objetivo Terapéutico: Identificar marcadores para su seguimiento.

 

  • Audiometría: Evalúa de manera subjetiva la capacidad para escuchar los sonidos y la discriminación auditiva. Permite caracterizar al tinnitus en sonoridad, tonalidad, capacidad para ser enmascarado y su modulación a la estimulación sonora.
  • Impedanciometría: Evalúa objetivamente el correcto funcionamiento del oído medio en la conducción mecánica del sonido. Se debe medir la respuesta refleja estapedial, ipsilateral y contralateral, que informa el estado del sistema de protección auditiva y la correcta conducción neuronal de éste.
  • Potenciales Auditivos Evocados de Tronco Cerebral: También llamado BERA por sus siglas en inglés, evalúa de manera electrofisiológica la transmisión neuronal de la vía auditiva en diferentes niveles. Se debe destacar en la medición amplitud y latencia de los neurogeneradores I, III y V.
Imagen Tinnitus 1

Consulta por Evaluación de Tinnitus Extendida o “CETE”

Consiste en una entrevista personalizada realizada por dos profesionales en la cual se abordan las siguientes temáticas:

  • Análisis: Historia clínica, antecedentes médicos y audiológicos.
  • Psicoeducación: Teorías que explican la generación del tinnitus y sus abordajes.
  • Exploración Física: Evaluación de vías somatosensoriales.
  • Medición Psicométrica: Valorar impacto en la calidad de vida.
  • Tarea: Musicalización.

Una semana posterior al CETE y luego de analizar los antecedentes recopilados, los profesionales tomarán contacto por vía telefónica para dar cuenta del análisis realizado por el equipo y ofrecer el o los lineamientos terapéuticos.

Imagen Tinnitus 2

Lineamientos Terapéuticos

Las diferentes herramientas de trabajo de cada una de las áreas pueden ser implementadas de manera individual o pueden ser simultáneas entre sí, esto es sugerido según la evaluación de los profesionales. Si el abordaje requiere la intervención de especialidades médicas, nuestro equipo cuenta con profesionales externos que comprenden de la misma forma el síntoma en desarrollo terapéutico.

A continuación se presentan las herramientas disponibles de cada una de las áreas de manejo:

Área emocional y social

Muchas veces cuando aparece un nuevo evento que irrumpe nuestra vida cotidiana, se puede generar un desequilibrio emocional, pudiendo promover la aparición de una vivencia de duelo, un cuadro de angustia y/o un cuadro depresivo entre los más comunes.

Considerando las afecciones emocionales que se podrían presentar frente al padecimiento de tinnitus, DETEC ofrece un acompañamiento desde el área psico-emocional con el objetivo de acompañar a la persona que consulta e ir trabajando en el posible impacto que el zumbido pudiese tener en su calidad de vida.

Así, el espacio de acompañamiento psico-emocional, se convierto en uno donde la persona consultante junto con la terapeuta van resignificando la presencia del tinnitus con la finalidad de mejorar la calidad de vida, apostando que en un segundo momento o en paralelo (dependiendo el caso) las terapias de rentrenamiento sean lo más efectivas posible.

Un importante número de personas que presenta tinnitus crónico, pueden ver afectada su calidad de vida, tanto en la dimensión emocional como funcional. Sabemos que el plano emocional puede actuar como sostenedor y/o potenciador del tinnitus, producto de las interacciones que se generan a nivel del sistema auditivo en conjunto con el sistema que controla las emociones (sistema límbico). Las manifestaciones más clásicas que podemos evidenciar son la angustia, irritabilidad, falta de motivación y alteraciones del sueño, entre otras.

Las mismas estructuras involucradas en el impacto de áreas emocionales, causarán alteraciones funcionales, que pueden afectar nuestras actividades de la vida diaria, tanto en el contexto laboral, actividades recreativas e incluso en sus interacciones sociales.

Por lo anterior, será importante un acompañamiento de profesionales que intervengan en estas dimensiones para mejorar la calidad de vida de la persona y permitir mejores resultados en áreas de trabajo paralelas.

El trabajo en esta área se basa en la personalización de tres formas de manejo:

  • Breves sesiones de consejería para el control sintomatología asociada al tinnitus.
  • Intervención biopsicosocial.
  • Acompañamiento psicológico.

Área Neuro-auditivo:

El área neuro- auditiva se presenta, en la mayoría de los casos, como uno de los factores primarios en la generación e instauración del tinnitus, siendo de gran importancia un trabajo que apunte a la reorganización de la actividad de la vía auditiva y mecanismos cognitivos que permitan responder de manera adecuada a la percepción e interpretación de este sonido.

Las herramientas con las que cuenta el centro en esta área, se presentarán en dos formas medulares de trabajo:

  • Proceso Cognitivo Pasivo, orientados a la presentación de estímulos sonoros externos, con tareas en las que no participa la persona en la generación de una respuesta o estímulo.
  • Dispositivos de amplificación, generadores de sonido competitivo o mixtos.
  • Estimulaciones IRAILD
  • Musicalización
  • Procesamiento Cognitivo Activo, enfocados a un trabajo que requiere la participación activa de la persona, realizando actividades que utilizan recursos cognitivos y de producción vocal para entregar respuestas o/y generar estímulos sonoros.
  • Entrenamiento Neuro-auditivo
  • Entrenamiento de las habilidades auditivas
  • Enmascaramiento activo

Área Somatosensorial

Otra de las causas que puede sostener y potenciar el tinnitus es el área somatosensorial, relacionada con el tacto, temperatura, propiocepción y dolor de zonas cervicales y faciales. Por esto no es extraño encontrar, en muchas ocasiones, al tinnitus asociado con bruxismo o tensión cervical, en los cuales la presión en cierta regiones (puntos de gatillo) producen la modificación de aspectos de tonalidad y/o sonoridad del tinnitus. Lo anterior sucede debido a que conexiones centrales que llevan la información sonora al cerebro interactúan con la trasmisión de la información somatosensorial de las áreas mencionadas sin filtro.

En estos casos, los profesionales realizan una evaluación para detectar la presencia o no de puntos gatillo y dependiendo de los resultados llevan a cabo el siguiente abordaje:

  • Educación y consejería sobre hábitos que favorezcan una tonicidad de la musculatura asociada adecuada.
  • Mioterapia a través de masajes y ejercicios.
  • Derivación a profesionales externos dependiendo de la causa del tinnitus somatosensorial.
Imagen Tinnitus 3